Responsable del fatal accidente en Tijuana es prófuga: familiares de victimas.

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Alrededor de las 2:50 horas del lunes, una automovilista identificada como Nailea “N” chocó con un automóvil que hacía fila hacia la garita de San Ysidro, en Tijuana, Baja California, provocando que se incendiara y causara la muerte de una pareja y dejando huérfanos a tres niños.

Su paradero hasta el momento es desconocido. Versiones de redes sociales aseguran que huyó del Ministerio Público al que fue remitida, e incluso señalan que podría haber huido a Lerdo en Durango o a Los Ángeles California, mientras que reportes periodísticos señalan que sigue detenida en medio del hermetismo de las autoridades.  

La señora, de 30 años, iba presuntamente en estado de ebriedad y manejaba a exceso de velocidad, de acuerdo con los primeros reportes de lo ocurrido. Viajaba en un automóvil modelo Chevrolet Equinox, color gris, por el carril de en medio de la vía rápida.

A la altura de la unidad deportiva CREA Nailea impactó con su auto en el costado medio de la vagoneta donde viajaba la familia identificada con los apellidos Valles Guzmán, y cuyo vehículo, a su vez, chocó de frente contra un Nissan Sentra y se incendió.

De inmediato, personal de la Policía Municipal, Cruz Roja y Bomberos Tijuana llegaron al sitio del choque y encontraron al automóvil en llamas.

Para deslindar responsabilidades a Nailea se le remitió al Ministerio Público, de donde habría huido, según las denuncias en redes.

El accidente provocó la muerte de Juan Valle Guzmán, quien murió atrapado y calcinado. Su esposa Rocío González fue llevada a un hospital, donde falleció después. Con ellos viajaban sus hijos de 15, 10 y 17 años, quienes resultaron heridos con quemaduras de segundo y tercer grado. Según una nota del semanario Zeta, fueron trasladados a Estados Unidos.

La familia viajaba a Estados Unidos. De acuerdo con esa publicación, en total viajaban ocho personas dentro del vehículo.

Según versiones en redes sociales, Nailea pudo haber huido a Lerdo de Durango, pues ahí tiene familia o que se fue a Los Ángeles, California.

“En realidad no sabemos, ahorita no sabemos nada del caso, no sabemos si está detenida -Nailea Salas Fernández- todavía o ya…no sabemos todavía”, afirmó Andrés González, padre de Rocío y suegro de Juan, entrevistado por el semanario Zeta.

Sin embargo, de acuerdo con El Imparcial de Tijuana, Nailea fue turnada al Ministerio Público y el martes por la mañana se determinaría su situación legal mediante la primera audiencia.