Fortalece UAT la cátedra y procesos para evaluar el egreso

En cumplimiento al Plan de Desarrollo Institucional (PDI) 2018-2021) que impulsa el Rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), José Andrés Suárez Fernández, se llevó a cabo una reunión de trabajo para dar conocer los lineamientos del proceso de Impartición de Cátedra y las etapas del Taller de Fortalecimiento Académico para el Egreso.

  En la reunión celebrada en forma presencial en el Centro de Excelencia del Campus Victoria y por videoconferencia a las sedes de la Universidad de las zonas norte y sur del estado, se contó con la asistencia de directivos, coordinadores, docentes e investigadores de las diferentes dependencias académicas de esta casa de estudios. 

  Con la representación del Rector Suárez Fernández, puso en marcha los trabajos la Secretaria Académica, Dra. Rosa Issel Acosta González, quien destacó que en estas acciones participan la Dirección de Desarrollo Curricular, la Dirección de Evaluación y Acreditación, la Dirección de Información Académica y Administrativa y la Dirección de Proyectos Estratégicos de la UAT.

La Dra. Acosta González dio a conocer los lineamientos del proceso de impartición de cátedra con los cuales se atienden recomendaciones de los organismos evaluadores y las emitidas en el proceso de auditoría externa de gestión de la calidad durante el 2019.

  De igual forma presentó las etapas del taller de fortalecimiento académico para el egreso y la herramienta de habilitación para la elaboración de reactivos tipo examen Egel-Ceneval.

  Explicó que estos trabajos son indispensables para enfrentar los retos de la globalización, y que para ello se están atendiendo recomendaciones de organismos de evaluación nacional, en temas como la institucionalización de la catedra.

Apuntó que se trabaja en el proceso de Seguimiento de Impartición de Cátedra (con la implementación de instrumentos para medir la eficiencia en este rubro); y en el taller de Fortalecimiento Académico para el Egreso, dos estrategias que se encuentran alineadas a las funciones sustantivas de la docencia y la formación de los estudiantes.

Subrayó que además de la actualización curricular, que se encuentra en la segunda etapa de su implementación, la alineación de estas estrategias impactará en los indicadores establecidos en el Plan de Desarrollo Institucional y en los rasgos del perfil profesional.

Como parte de este ejercicio, dijo que se trabajará en generar un Banco de Reactivos, que fortalecerá la evaluación de la formación profesional y sobre todo lograr el perfil del egresado.

Finalmente, sostuvo que se seguirá trabajando en la detección de necesidades de formación y actualización, a partir del trabajo que se realiza en las academias integradas por docentes en las distintas disciplinas.